El avance de los drones permitió posicionar un código QR en el cielo

Fue tendencia mundial una escena hecha posible por la tecnología de los drones, el evento inició como un interesante programa de luces que representaba personajes animados en Shanghai, un municipio de China, pero la logística cambio cuando los vehículos no tripulados se dispusieron a llevar a otro nivel la producción visual, creando así un inmenso código QR en el cielo.

Código que se creó con la finalidad de que los presentes lo escanearán, ya que este dirige a la descarga de un videojuego conocido como Princess Connect: Re Drive, un juego de rol en acción en tiempo real desarrollado por la marca asiática Cygames, el cual te permite crear equipos de hasta 5 personas para jugar o bien participar en modo jugador contra jugador.

El código QR se ha mantenido en auge durante los últimos años, utilizado inicialmente para sistemas de pago digitales y posteriormente para almacenar cualquier tipo de datos, ahora en más para ser representado por la acción coordinada de 1500 vehículos no tripulados, e impulsar un método publicitario innovador para la descarga de un videojuego.

Sin embargo, aunque este escenario se popularizó en redes como la espuma, no es el único realizado en China, y ni siquiera en Shanghai, pues hace un par de semanas el cielo nocturno también se convirtió en un gran telón para proyectar según el record Guinness el mayor espectáculo aéreo, realizado por la coreografía conjunta de 3281 vehículos no tripulados.

Este último evento, fue efectuado con la finalidad de impulsar la llegada al mercado nacional de una marca coreana automotriz de lujo conocida como Genesis, especializada en coches Premium y creada por el grupo Grupo Hyundai. En el mundo los códigos QR se usan hasta para escanear el menú de un restaurante, pero ahora el cielo parecer ser su mejor fondo.