Reseller Hosting

Cuando se trata de páginas web, aplicaciones y otros servicios en línea existe un servicio de alojamiento que se relaciona de manera implícita, ya que estas plataformas necesitan guardarse en servidores para que los usuarios puedan acceder a los recursos y funciones que ofrecen.

Hay muchos tipos de soluciones de alojamiento disponibles, y dependiendo de las características y características del servicio será el costo final.

El alojamiento dedicado es el más costoso al dar acceso a un servidor completo para que funcione una página web o un conjunto de servicios en línea, mientras que otros tipos de alojamiento como el alojamiento compartido y gratuito también están disponibles, con un precio más asequible e incluso gratuito, pero con menos ventajas.

Sin embargo, existe otro servicio de alojamiento conocido como alojamiento de revendedor o reseller hosting que está disponible para empresarios y personas que desean hacer negocios, debido a las características de este tipo de alojamiento.

En detalle, el reseller hosting es el paquete de servicio ofrecido por los proveedores en el que se incluyen diferentes cuentas para que el comprador ofrezca a otros clientes, actuando como proveedor de servicio directo y obteniendo una ganancia en el momento de vender las cuentas para ser utilizadas por las páginas web, plataformas en línea, aplicaciones y similares.

De esta manera, el revendedor de alojamiento es la solución perfecta para aquellos que desean ganar dinero en línea, ya que solo requieren unos pocos conocimientos básicos sobre hosting y servicios de Internet, ya que en este caso es el comprador quien debe ofrecer soporte técnico a sus clientes en general, actúan como proveedores de servicios directos aunque sean intermediarios.

El reseller hosting se basa en un alojamiento compartido, por lo que las características y los recursos del servidor se dividen en páginas y aplicaciones. 

Además, las cuentas que respetan este tipo de alojamiento de revendedor generalmente incluyen un espacio de almacenamiento limitado, cuentas de correo electrónico, posibilidades de FTP, base de datos, creación y almacenamiento de dominios, junto con un panel de control adecuado para que el usuario administre sus propias necesidades de alojamiento.