Definitivamente la tecnología sin duda, nos hace la vida más fácil, no hay, en la actualidad algún insumo en el hogar o en el sitio de trabajo habitual, donde no esté presente, su abordaje ha casi que cubierto todos los ámbitos, pero también el adquirirla para disfrutarla tiene su costo.

En el caso de los gadgets que cada día se elevan los precios y en su mayoría son necesarios para el buen funcionamiento de otros equipos, se hacen difíciles de adquirir, sin embargo en el mundo de la tecnología nada es imposible.

En ese sentido, si lo que necesitas son unos altavoces inteligentes, y por cuestiones de presupuesto no lo puedes comprar, entonces debes aprender algunos trucos que te podrán ayudar a convertir tu viejo teléfono móvil en uno de ellos y así solventar ese requerimiento en tu casa o trabajo.

Qué hacer para hacer la transformación

Como primer paso, debes por supuesto tener dos elementos fundamentales, con los cuales darás inicio a tener tu asistente virtual, el primero de ellos un teléfono inteligente de esos que ya no estés usando, pero que tenga como mínimo suficiente espacio libre, un aproximado de 1.5 gigabytes.

El otro insumo requerido es un altavoz en buenas condiciones, preferiblemente que se pueda conectar por cable, ya que si la conexión es por la vía de bluetooth, esta podrá desconectarse luego de un periodo de tiempo sin actividad.

Por otro lado, debes tener la garantía de que tu Smartphone sea compatible o contenga la herramienta Google home,  de no poseerla entonces debes descargar esta aplicación a través del Google Play, además de asegurarte de que tu teléfono inteligente cuente con una resolución de pantalla de al menos 720 píxeles.

Una vez tengas ya todo esto bien adelantado, no queda más que hacer clic en la búsqueda, seleccionar el ítem adecuado dar okey y proceder a guardar tu voz para que el asistente reconozca tu tono de voz y cumpla a cabalidad con las órdenes que tu le mandes; puedes también si lo deseas, escoger trabajar bajo el modo de  manos libres, para mayor libertad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *