El uso masivo del internet ha abierto las puertas a grandes posibilidades en lo que respecta a multimedia y entretenimiento, tanto en uso de herramientas y programas que toman ventaja del hardware y su capacidad de procesamiento, así como también en la obtención de los archivos que luego se pueden almacenar y disfrutar, como sucede al descargar música a través del ciberespacio.

Desde que el uso de internet se hizo común en hogares hasta la época actual donde la mayoría tiene un teléfono con conexión e intercambio de datos permanente, el interés sobre descargar musica para escuchar llevando a cabo distintas actividades no ha cesado y de hecho se ha intensificado, sobre todo para aquellos fanáticos de los distintos estilos musicales.

Si bien actualmente la descarga de música en formato MP3 tiene un competidor directo y claro que le lleva pisada: el uso de servicios de audio de streaming sobre datos móviles y locales, el descargar música sigue estando presente e inclusive es una posibilidad ofrecida por tales plataformas, las cuales permiten bajar los archivos de audio y poder disfrutarse de manera offline.

Historia de la descarga de música en línea

La descarga de música en línea inició en la década de 1990 pero se hizo absolutamente popular entrado el nuevo milenio, siendo responsable una de las empresas más influyentes en el campo musical gracias a su producto estrella: hablamos de Apple Inc. Y del iPod, el cual se lanzaría el mercado en el año 2001.

Con el iPod como el primer dispositivo musical de almacenamiento masivo que rezaba en su eslogan “1000 canciones en tu bolsillo” que orgullosamente expresó Steve Jobs en la presentación del producto, la descarga de música alcanzó niveles insospechados y les permitió a los usuarios el obtener en sus computadores y bolsillos discos completos de distintos artistas.

Para hacerlo posible, Apple lanzó su software musical y de descarga de canciones llamado iTunes que con los años incorporaría funciones de descarga de otro tipo de contenido multimedia como videos, películas y libros. No obstante, la cuestión del asunto con iTunes era que el contenido musical era de pago, teniendo que cancelarse varios dólares por los discos completos.

La llegada de programas de descarga de música gratuitos  

Debido a que Apple a través de su programa de descarga de canciones iTunes cobraba por bajar cada canción o disco a la computadora para luego pasarlo al iPod de uso, en la web empezaron a aparecer distintas opciones de programas conocidos como P2P, en los cuales los usuarios podían descargar la música de manera completamente gratuita al compartirse los archivos en línea.

Si bien tales programas se consideraban ilegales al permitir descargar la música sin pagar, millones de personas los usaron al ser posible bajar sus discos favoritos y poder disfrutarlos directamente en sus computadoras, reproductores de MP3 portátiles, entre otros.

Actualmente, las formas de descarga de música en MP3 se han ampliado y cambiado, así como para muchos han pasado a ser innecesarias con los servicios de streaming, los cuales por una suscripción mensual permiten escuchar millones de canciones en incluso bajarlas al dispositivo para escuchar sin acceso a internet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *