En los últimos años, los pasos que ha dado la fotografía, han sido verdaderamente asombrosos, sobre todo desde el momento de la aparición de la primera cámara digital, allá en el año 1988 del siglo XX, la cual causó un furor inusitado en quienes tiene esta profesión como estilo de vida, así como a artistas y hasta fotógrafos aficionados.

La sencillez y facilidad de manejo de este novedoso elemento del siglo pasado como lo fue la cámara digital, trajo consigo una serie de cambios en la manera de ver la fotografía, y de quienes sin mayor conocimiento pues tenía la posibilidad de hace un trabajo aceptable en torno a cualquier tema visual.

Pero de esa época a la de ahora, han sido significativos los avances, pues con la introducción de dispositivos fotográficos en los móviles, con una calidad de imagen que varía según el dispositivo, ya que van de 8 a 16 o más megapixeles, claro dependiendo de la marca.

Las herramientas tecnológicas actuales si son manejadas con el conocimiento adecuado, facilita el trabajo de ese fotógrafo empírico y deja en términos coloquiales, muy poco a la imaginación y la creatividad.

Acabó la tecnología con la fotografía convencional

La incorporación de esta manera automática de hacer fotografía ha afectado ciertamente, pues se ha generado un verdadero bum de fotógrafos empíricos, que sin mayor conocimiento han producido un material de calidad.  

No se puede dar por sentado que se está muriendo la manera de hacer una fotografía convencional, pues antes se deben analizar elementos que no son tecnológicos, uno de ellos tienen que ver con el manejo de la luz, factor que muchas veces es arreglado de ese modo, pero en un fotógrafo de profesión ese manejo luminoso es hecho de manera natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *