En los inicios de internet uno de los servicios pioneros que atrajo la atracción del público y ayudó a masificar el uso de la web fue el correo electrónico, Hotmail, sin duda, fue la referencia mundial de este servicio. Abrir correo en Hotmail se convirtió en una verdadera moda o más bien una tendencia, lo cierto es que Hotmail antes de ser incorporado a Outlook llegó a tener más de 400 millones de usuarios.

Este servicio de correo electrónico gratuito ofrecido por Hotmail y otras empresas en todo el planeta permitió a los usuarios enviar y recibir mensajes de forma prácticamente instantánea, independientemente del lugar donde se encontraran, por supuesto debían contar con una conexión a internet, esto tan común hoy en día abrió las puertas al desarrollo de la tecnología de la información y la comunicación.

La funcionalidad que había prestado el servicio postal como una de las principales formas de comunicación entre las personas que se encontraban distantes permitió llevar sus conceptos básicos al naciente servicio y adaptarlas al ámbito tecnológico.

Así nació la dirección de email que enlaza el nombre del usuario (remitente / receptor) con el código postal, para separar ambos elementos se escogió el símbolo “arroba” (@) que permite dividir el nombre y el servidor donde se aloja el servicio, esta nomenclatura se popularizó de tal modo que se mantiene en las diferentes redes sociales que podemos encontrar actualmente.

El proyecto de Hotmail fue un impulso muy importante para la popularización de este servicio e introdujo conceptos como la gratuidad y el uso de publicidad como medio de financiamiento, lo que permitió su expansión, así como el impulso para la masificación de internet como medio masivo para la comunicación entre las personas en cualquier lugar del planeta.

¿El servicio de correo electrónico está cerca de su fin?

Con el surgimiento y masificación de las redes sociales y la variedad de funciones que ofrecen, algunos especialistas han anunciado el fin del correo electrónico en un futuro próximo, sin embargo todavía existe una inmensa cantidad de personas que utilizan este medio, incluso Hotmail cuyo fin se anunció en 2013 al transformarse en Outlook, sigue estando vigente y mantiene un respetable número de usuarios.

Cabe recordar que en ese año la empresa Microsoft anunció la migración de todas las cuentas de Hotmail a su nueva plataforma Outlook, esta decisión implicaba transformar los buzones de todos sus usuarios de @hotmail.com a @outllok.com; luego de casi 6 años de aquel anuncio ambas plataformas coexisten, incluso se tiene la opción de abrir correo en Hotmail sin ningún tipo de inconvenientes.

Esto indica que la predicción de la muerte del correo electrónico no tiene aún una prueba fehaciente e inequívoca que sucederá en el corto o mediano plazo, incluso las propias redes sociales no permiten ser configuradas si el usuario no tiene una cuenta de correo asociada, que permita su identificación y la verificación de sus datos.

Incluso la propia cuenta de usuario de Hotmail puede usarse en cualquier herramienta de Microsoft como es el caso de Skype, las cuentas de Gmail sirven para cualquier herramienta de Google y se pueden utilizar para tener acceso a muchas redes sociales sin necesidad de registrarse en ellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *