La tecnología acompaña cada uno de nuestros pasos, es innegable su influencia en la sociedad actual y su veloz desarrollo, uno de los mejores ejemplos es el uso de los smartphones, es casi imposible encontrar a alguna persona que no tenga alguno.

Pero de la misma forma en que sucede con los adultos, también sucede con los niños y adolescentes, muchos de ellos reclaman contar con este dispositivo y esto por supuesto se convierte en un dilema para los padres, es allí cuando inicia la interrogante ¿Qué edad es la más conveniente?

En la mayoría de los casos, es a partir de los 10 o 12 años cuando los niños comienzan a solicitar recibir su primer teléfono móvil, suele coincidir con la entrada a la educación secundaria, siendo una de las principales justificaciones, que sus compañeros de clase y amigos ya tienen uno propio. Por otro lado, muchos padres dan un móvil a sus hijos con el fin de tenerlos localizados y de alguna manera controlados, para garantizar su seguridad.  

Al respecto, diversos expertos en el tema consideran que no hay una edad específica en la que resulte ideal que un niño tenga su primer teléfono celular, siempre depende de sus características, sus necesidades y las diferentes circunstancias, aspectos que solo conocen sus padres, así que son quienes deben decidir.

Es decir, no se deben dejar llevar por la presión social y al mismo tiempo, deben analizar otros aspectos importantes como el uso que el niño destinará al teléfono, por ejemplo, si pasará todo el día con acceso a internet y realizando descargas de todo tipo de contenido.

Allí es cuando los padres deben controlar y guiar el proceso, está bien que le entreguen un smartphone a sus hijos, pero que regulen y controlen el uso del mismo, es vital la educación digital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *