Es muy importante que después de un parto por cesárea la mujer se tome el tiempo de recuperación recomendado por el obstetra ya que de esto dependerá su salud futura y ayudará a evitar  dolores, infecciones vaginales, coágulos de sangre, hemorragias intensas, infección y la posibilidad de que se abra la herida o se infecte la sutura.

Se debe frecuentar al médico después de una cesárea, el ginecólogo programa visitas de control para estar en un constante chequeo de la recuperación y de cuidar que no se presenten algunas enfermedades como una infección en la orina o una lesiones en la vejiga que detectada a tiempo puede tratarse sin causar efectos secundarios en la salud de la mujer.

No realices ningún tipo de fuerza, esto podría causar un problema de salud grave en el futuro. Atiende debidamente la herida realizando la limpieza y aplicando el tratamiento recetado por el médico; luego de 7 a 15 días después de la cesárea se procederá a retirar los puntos de sutura, a menos que te hagan una sutura moderna  intradérmica que no se retira ya que se reabsorbe en unas semanas.

Es muy probable que salir de la casa y abandonar el reposo antes del periodo recomendado pueda causar malestar y alergias al bebé, ya que en el proceso de lactancia la madre debe evitar estar en el sereno de la noche, alimentarse adecuadamente para que ayude a la fluidez de la leche materna y alejarse de la contaminación y ruidos para evitar transmitirle estrés y toxinas de la calle al bebé.

Una alimentación sana y balanceada evitará el riesgo de desnutrición de la madre y el bebé que se alimenta de la leche materna; debe estar basada en verduras, frutas, jugos energizantes como naranja y zanahoria que aumentan la vitamina C del organismo, proteínas como pollo o pescado, sopas y cremas nutritivas, frutos secos y muchos lácteos, es la dieta recomendada para la nueva madre después de una cesárea. Evita los picantes, excitantes como el café, las frituras y las grasas y recuerda que en el proceso de lactancia, lo que comes puede llegar a afectar al bebé.

No guardar el reposo recomendado, no comer sano y balanceado, no atender cuidadosamente la herida para su correcta sanación y no acudir al control post parto pueden generar una recuperación significativamente más prolongada y la madre corre riesgos de enfermedades futuras por descuido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *