Al momento de dar a luz por cesárea, la madre debe saber que corre algunos riesgos si no se prepara antes de la cirugía y si no se toma un tiempo para la recuperación posterior.  Algunas de las recomendaciones se deben realizar antes de ir al hospital, de este modo la madre estará tranquila y evitará alterar los niveles de estrés que deben estar controlados en todo momento durante el parto.

Recuerda que mientras más tiempo estés hospitalizada mejor será para ti, por tratarse de una cirugía que no es para nada sencilla, normalmente después de una cesárea toma de 3 a 4 días para que te den el alta, es el tiempo perfecto para que estés en observación por los doctores y estés bajo cuidados profesionales, por lo que debes empacar las cosas necesarias para estos días antes de salir al hospital.

El tiempo de recuperación es mucho mayor que el del parto natural, muchas mujeres después de la cirugía presentan dificultad para la movilización lo que hace difícil la alimentación y los cuidados del bebé, esto obliga muchas veces a que la madre dependa de la ayuda de otras personas en casa; antes de la cesárea puedes hacer horarios y acordar con familiares voluntarios para que te brinden este apoyo importante.

Una vez en la casa, es recomendable que guarden reposo tanto la madre como el bebé durante 40 días aproximadamente.

Es importante evitar salidas que puedan causarle al bebé alteraciones con el ruido exterior o alguna alergia, ya que los bebés que nacen por cesárea  son un poco más vulnerables por tener un sistema inmunológico más delicado ya que no se exponen a todas las bacterias beneficiosas que fortalecen sus defensas al salir por la vagina, sino que es extraído directamente del útero sin esforzarse y le cuesta adaptarse al exterior.

Trata de coordinar con familiares y amigos para que hagan las cosas fuera de la casa por ti durante este tiempo.

Evita a toda costa el estrés post parto, mientras el bebé duerme toma un tiempo para ti, relájate con un baño caliente, escucha tu música favorita con auriculares para no perturbar al bebé, navega en internet y lee mucho. Sigue estas recomendaciones y prepárate antes de la cesaría y para después de ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *