Las clases altas concentran la mayor cantidad de riqueza de un país con patrones de consumo muy fuertes que son trasladados por culturas extranjeras difíciles de manejar con los niveles de tecnología y la capacidad de producción.  La clase media en Latinoamérica , como en otros países se define por la excepción en cuanto no se tienen acuerdos de las características que ésta tiene ya que sus miembros no pertenecen ni a la clase baja ni a la clase alta.

Según estudios realizados en relación con este asunto para concebir un mercado de consumidores más amplio que el de las clases altas, con niveles de ingresos mayores que el de las clases bajas,  presentando este sector de la población volúmenes discretos de ventas con márgenes de ganancias muy atractivos, aunque presentan inconvenientes.

No se trata de un sector heterogéneo en su gente y en sus necesidades en algunos comportamientos, porque esta clase pierde todos los días su poder adquisitivo ya que el sector no ha sido considerado por las grandes empresas como mercado principal para la distribución de sus productos por cuanto se encuentra olvidado de los mercados tradicionales por muchas razones, en especial porque los ingresos promedio de esta población son escasos, exigiendo mayores esfuerzos para los consumidores y les toca vender con márgenes de ganancia muy pequeños.

Todos estos grupos de una misma cultura son diferentes al típico empresario formal.  Presentan dificultad para poder conocer sus gustos y sus estructuras de comportamiento para poder comprar, esto les da ventajas y desventajas al consumidor, por parte de las empresas pues su fin principal es cómo hacer más dinero sin mucho esfuerzo, sólo aquellas que se interesan por su imagen corren a buscar un asesor de marketing para canalizar sus ventas de acuerdo a los gustos del consumidor.

Estas empresas ofrecen potencial de mercadeo, otras medianas en cambio se preocupan por tener un mercado más simple de acuerdo a las necesidades del cliente.  Por último está un gran mercado que es atendido por las familias campesinas que inmigraron a grandes ciudades en busca de mejorar sus ingresos y su calidad de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *