Las mujeres después de los cuarenta años presentan problemas en sus huesos los cuales se debilitan y descalcifican de tal manera que en algunas ocasiones se parten o fracturan, por caídas, por esfuerzos involuntarios, por hacer fuerza y esto llega a lastimar los huesos.

Se debe prevenir tomando diariamente calcio y tener una buena alimentación rica en proteínas y vegetales, bajar de peso para no verse afectadas sus condiciones físicas y de vida.  Los alimentos naturales ricos en fibra ayudan a prevenir la osteoporosis y el ejercicio diario, caminar en plano entre 40 y 60 minutos todos los días ayuda a mantener el peso y la circulación.

La vitamina D desempeña y mantiene la fuerza  y el equilibrio del esqueleto, incrementa la absorción de calcio en el cuerpo y funciona como una hormona.  Se debe caminar diariamente, tomar los medicamentos recomendados por su médico, tomar el sol para fortalecer los huesos.

Se deben ingerir productos lácteos bajos en grasa para fortalecer los huesos.  El calcio cumple una parte importante por lo que se debe tomar leche por lo menos dos veces al día, sobretodo si se tiene sospecha de una osteoporosis.  Existen en el mercado muchos alimentos que contienen calcio como el amaranto, la ortiga, las habas, el berro, la mejorana, los brotes de trébol rojo, el repollo chino y la albahaca entre otros, los cuales deben ser incluidos en la alimentación diaria.

También se debe tener a la mano, alimentos curativos que cooperan  a mejorar las condiciones de vida de las personas que padezcan esta enfermedad.  La osteoporosis produce dolores muy fuertes, la persona siente como si los huesos se le van a partir, camina con dificultad, pero no hay que dejarse vencer hay que caminar para que esos huesos se pongan fuertes.

Se debe planificar y cumplir un régimen alimenticio que esté acorde con el fortalecimiento de los huesos.  El aguacate es muy recomendable, por ser una fuente natural y natural que contiene vitamina D.  Los productos lácteos bajos en grasas representan una fuente importante de calcio.

El arroz blanco enriquecido fortalece los huesos.  Las ciruelas secas, el frijol contiene proteínas, la harina de maíz contiene fósforo y ayuda al  cuerpo a depositar minerales en los huesos.

La papa contiene potasio, la pasta de tomate, la piña, el trigo integral, las verduras de hojas verdes, la zanahoria, la pimienta y otros alimentos, como el perejil, el repollo, el hinojo, el laurel, el tomillo y el cilantro son estupendos para completar una buena alimentación.  No se debe consumir mucha sal en los alimentos, porque el calcio se va perdiendo cada vez que orine y esto es lo que debilita los huesos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *