El teclado sigue siendo probablemente el principal componente de los diferentes que tiene una microcomputadora que permanece invariable. Representa también el mayor obstáculo mental para los usuarios dentro del área de dirección de una empresa.

Basado en una disposición alfabética que ha sido estandarizada en torno a la lógica de desacelerar a las operadoras (necesaria para convertir en producto viable la máquina de escribir original, inventada en 1873), origina confusión, y un difícil proceso de aprendizaje y aceptación.

Esta anticuada y mala disposición de las teclas (denominada corrientemente QWERTY, nombre que proviene de las primeras seis letras de la hilera del teclado) se ve agravada por la añadidura de funciones especiales no estándares, teclas con números y letras, teclas de control y de desplazamiento del cursor.

Además de diferentes formas de teclas, ángulos, intensidad de impresión, retroalimentación táctil, colores y posicionamiento. En resumen, una mala estructura básica de teclado se ha convertido en una forma no estándar, complicada, singular y en un sistema de tortura mental para los usuarios.

Algunos proveedores han intentado aminorarlo utilizando otro orden de los caracteres en el teclado. El teclado DVORAK, por ejemplo, está estadísticamente organizado para un desplazamiento óptimo de los dedos, es decir, el orden alfabético es más lógico y fácil de recordar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *